Cómo elegir un buen colchón: claves y consejos | TEMPUR®

Consejos para elegir un buen colchón

 Si ha llegado ese momento en tu vida en el que necesitas cambiar de colchón y no sabes cómo tomar una decisión, te facilitamos algunas claves. En este post te hablamos de la tecnología TEMPUR® y te ofrecemos una serie de consejos para que puedas elegir un buen colchón con el mejor criterio.

TEMPUR® es un material desarrollado a partir de tecnologías de la NASA con el que no hace falta ser astronauta para optar al mejor descanso de la galaxia. A partir de esta necesidad extrema de amortiguación en las naves espaciales, TEMPUR® ha creado una gama de colchones adaptada a cada circunstancia y momento vital. Cumple con tu sueño de disfrutar de un descanso perfecto pero no te precipites. Consulta en este artículo, cómo elegir un buen colchón, sus claves y consejos.

 

 Tú, tus circunstancias y las de tu colchón

 Desde el momento de nuestro nacimiento, todas las personas atendemos a un mismo criterio: somos únicas. Por eso, a la hora de dormir, es amplio el número de variables que condiciona la calidad del sueño, es decir, es preciso atender a características y situaciones personales. El peso, la estatura, la edad, el tipo de estructura ósea, el lugar geográfico de residencia, los hábitos personales o la intensidad de actividad diaria son factores que hay que tener en cuenta cuando se adquiere un colchón. Si además se añaden a esto ciertos momentos vitales como compartir sueños en pareja, embarazos, crianzas…, está claro que el descanso no puede ser igual para el conjunto de la población.

TEMPUR® sabe desde 1991 que lo más importante para saber qué colchón elegir es tener en cuenta que no existe el colchón ideal, sino el que mejor se adapta a ti. ¿Sabrías identificarlo?

Cómo elegir colchón

 Uno de los criterios principales a los que atenerse cuando se decide comprar un colchón es el de firmeza. Este criterio no sólo depende de sensaciones corporales subjetivas, sino que también hay que tener en cuenta cada estructura ósea en particular, ya que, por ejemplo, algunas personas cuentan con una columna con curvatura pronunciada y una superficie poco adaptable puede provocar que la zona lumbar se mantenga en tensión durante toda la noche.

En este sentido, el material TEMPUR® es revolucionario pues siempre se ajusta a la forma del cuerpo y a su peso. Este hecho evita el temido cansancio matutino, ese con el que el cuerpo siente una “paliza” y que no le permite despertarse por completo, incluso a pesar de haber dormido profundamente. No importa cuáles sean tus gustos y características físicas, toda la gama TEMPUR® te ofrece esa percepción envolvente que la ha convertido en famosa por quienes la eligen como base de su descanso.

Aún así, con TEMPUR® el descanso puede afinarse hasta la perfección. De hecho, ofrece tres tipos de firmeza entre las que es posible escoger: Mullida, Media y Firme. Es muy importante no confundir estas características con otras menos deseables, es decir, un colchón mullido no ha de ser ser blando y uno firme no debe ser rígido. Algunos colchones presumen de estar compuestos de materiales amoldables al contacto corporal pero en poco tiempo se hunden y pierden su capacidad amortiguadora. Ya que si no somos expertos es difícil distinguir la calidad de fabricación, observa cuántos años de garantía ofrecen estos productos. Un buen colchón ofrece una garantía nunca menor a 10 años.

Factores clave para elegir tu colchón

Y si aún no lo tienes muy claro, atiende a los siguientes factores clave por los que puedes guiarte cuando adquieras tu colchón:

  • Las personas que tienen esta característica corporal normalmente prefieren superficies más firmes, ya que precisamente la adaptabilidad a las superficies que les permite su cuerpo les hace precisar mayor contención.
  • Según avanzan los años, los durmientes desean que la superficie sobre la que se apoyan pueda “recoger” y proporcionar una recuperación óptima de zonas más delicadas o lesionadas. Por esta razon, un colchón tendente hacia la sensación mullida o firmeza media, es la elección favorita de las personas más adultas.
  • Es obvio que el número de personas que utilizan la cama, sus características físicas y manera de dormir impactan de manera directa en el colchón y, por supuesto, en el descanso. Muchas personas prefieren por este motivo un colchón firme que absorba el mayor número de movimientos. No obstante, TEMPUR® ha desarrollado HYBRID, que aúna el confort de su excelente material con la amortiguación que aportan los muelles MICRO COILS, ensacados individualmente para que se muevan de forma independiente y se amolden al cuerpo. Entre el material TEMPUR® y la capa de MICRO COILS se encuentra un soporte que reduce, igualmente, los movimientos indeseados.
  • Sensaciones subjetivas de confort. Meterse en la cama puede llegar a ser uno de los mejores momentos del día. Por eso, tu instinto te tiene que guiar a la auténtica, única y absoluta sensación de confort: la tuya propia. Escoge siempre un colchón que permita su devolución tras un período estipulado de prueba. No hay duda de que esto supone una garantía de calidad y un compromiso con tu descanso.

 

Otro criterio nada desdeñable a tener en cuenta tiene relación con el clima y la temperatura corporal que se puede llegar a alcanzar sobre la superficie de un colchón. Algunos materiales utilizados en la fabricación de colchones son poco susceptibles de ser usados en climas cálidos o en verano. De hecho, pueden producir acumulación de humedad traspasando todas sus capas, lo cual provocará problemas relacionados con la higiene y el olor. En pocos años, decidiremos tirarlo a la basura.

 

Algunos colchones ofrecen, de hecho, dos caras, una invernal y otra estival, esta última diseñada para conservar el frescor. Si eres una persona calurosa, desde TEMPUR® te recomendamos la tecnología COOLTOUCH™, que absorbe el exceso de calor para dormir mejor. No importa cuál sea tu temperatura corporal y el período del año en el que estés, no necesitarás estar pendiente de dar la vuelta al colchón si el verano llega inesperadamente fuera de época.

 

En definitiva, muchas veces invertimos en un colchón pensando que debemos adaptarnos a él, cuando es justamente todo lo contrario. A la hora de saber cómo elegir un buen colchón, sus claves y consejos, no lo olvides: es el colchón el que se ha de adaptar a tu cuerpo.