Cómo la alergia puede afectar al sueño y al descanso | TEMPUR®

Cómo nos afecta la alergia al dormir

Cuando sufres de alergias, sabes que éstas pueden atacar de día o de noche, dejándote con picor de garganta, congestión nasal y escozor en ojos irritados. Si bien estos síntomas pueden ser problemáticos durante el día, pueden empeorar aún más por la noche, evitando que duermas y que te despiertes descansado al día siguiente.
Las alergias pueden ser causadas por diversos factores, desde los ácaros del polvo y el moho, hasta la caspa de animales y el polen. Si bien no hay forma de evitar por completo estos elementos irritantes en el exterior, sí puedes controlar tu exposición en interiores. Al hacer algunos cambios en el entorno, es posible que puedas reducir los síntomas de la alergia, lo cual te ayudará a sentirte más feliz durante el día, mientras disfrutas de un descanso de mayor calidad por la noche.

¿Qué son las alergias?

Puede ser de ayuda pensar en las alergias como resultado de un error de identificación. Cuando un alérgeno penetra en el cuerpo, como los ácaros del polvo, el polen o la caspa de las mascotas, el sistema inmunitario de quienes padecen alergias lo identifica erróneamente como una sustancia peligrosa. En respuesta a este “ataque”, el sistema inmunitario produce anticuerpos para atacar al alérgeno, lo que a su vez desencadena una cascada de reacciones del sistema inmunitario.
Esto incluye el uso de productos químicos diseñados para destruir microorganismos, el más común de los cuales es la histamina. En pequeñas cantidades, la histamina causa picores e hinchazón. En grandes cantidades, los vasos sanguíneos cercanos se dilatan y el área se hincha con líquido acumulado.
¿Por qué algunas personas sufren de alergias mientras que otras no? Se cree que esta reacción exagerada del sistema inmune a sustancias inofensivas es genética. Como esta tendencia genética se describe como “atopía”, las personas que tienen alergias son “atópicas”. Estas personas generalmente tienen niveles elevados de inmunoglobulina E (los anticuerpos creados por el sistema inmunitario para atacar al alérgeno) en la sangre.
Si bien la reacción de algunas personas a las alergias puede ser estacional, por ejemplo, las que sufren alergia al polen, otras tienen que lidiar con las alergias durante todo el año. Estos son algunos de los tipos más comunes de alergias:
Polen: como alergia estacional, las alergias al polen suelen ser peores en primavera y otoño, sin embargo, algunas personas sufren de este tipo de alergia durante todo el año.
Ácaros del polvo: incluso las casas más limpias tienen polvo, y en ese polvo, es probable que encuentres ácaros del polvo. Como los ácaros del polvo se alimentan de las células muertas de la piel, uno de sus lugares favoritos será tu cama, ropa de cama y almohadas.
Moho: Si tu casa está húmeda podría haber moho. El moho puede ser un problema durante la noche, especialmente si tienes un baño dentro de la habitación.
Caspa de mascotas: la caspa de las mascotas es básicamente el copo de piel muerta que arrojan las mascotas. Si tienes un perro o un gato, esto puede ser un alérgeno común.

¿Cómo pueden afectar las alergias al sueño?

Cuando se trata de alergias y sueño, los síntomas pueden causar todo tipo de problemas para las personas alérgicas. Los problemas de sueño son comunes en personas con alergias, y un estudio encontró que el sueño se ve dramáticamente afectado por los síntomas alérgicos, con el grado de deterioro relacionado con la gravedad de esos síntomas.
Cuando sufres de alergias, la congestión nasal puede dificultar la respiración, especialmente cuando estás acostado. Otros síntomas irritantes, como estornudos y tos, secreción nasal y ojos irritados pueden hacer que sea aún más difícil conciliar el sueño y dormir mientras te agitas durante toda la noche, puede provocar que despiertes peor a la mañana siguiente.
Una mala noche de sueño causada por alergias puede provocar dolores de cabeza al día siguiente, sentimientos de ansiedad o depresión, falta de concentración e incluso una disminución de la libido. Los problemas del sueño también pueden estar relacionados con la fatiga y la somnolencia diurna, la disminución de la productividad en el trabajo o la escuela, el deterioro del aprendizaje y la memoria, y una calidad de vida reducida.
Además de los problemas con las alergias y la falta de sueño, las alergias y la apnea del sueño también pueden ser un problema común. Vinculada con las alergias, la apnea obstructiva del sueño (AOS) es un trastorno del sueño que hace que la respiración se interrumpa breve y repetidamente durante el sueño. Esto puede causar somnolencia severa durante el día y una variedad de problemas de salud crónicos como enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Estrategias para ayudarte a dormir mejor con alergias

Si sufres de alergias y quieres disfrutar de un mejor descanso, hay pasos que puedes seguir para ayudar a reducir los síntomas:
Polen: las personas que sufren de alergias al polen pueden optar por tomar medicamentos para reducir sus síntomas, pero los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser peores que los síntomas de alergia. Por ejemplo, la pseudoefedrina puede mantenerte despierto y los antihistamínicos pueden adormecerte durante el día. Para reducir el polen en la habitación, puede ayudar mantener las ventanas cerradas durante la noche y cambiar regularmente el filtro de aire en el sistema de aire acondicionado. Un purificador de aire portátil con filtro HEPA también puede mejorar la calidad del aire en el dormitorio.
Ácaros del polvo: para reducir los ácaros del polvo en la zona de dormir puedes lavar la ropa de cama con agua caliente, rociar la cubierta de las almohadas y el colchón y pasar la aspiradora con regularidad por la habitación y por el colchón. Bañarse antes de acostarse puede ayudar a eliminar las células muertas de la piel que atraen a los ácaros del polvo, al igual que usar pijamas limpios todas las noches.
Moho: para evitar que la humedad genere moho en el hogar, debes mantener el aire en movimiento, especialmente en áreas húmedas como el baño. Esto se puede hacer abriendo una ventana o usando un extractor de aire. Cualquier moho visible debe tratarse de inmediato.
Caspa de mascotas: si deseas reducir la caspa de mascotas en su hogar, puedes mantener a tu mascota fuera de la habitación. También debes pasar la aspiradora regularmente y cepillar y bañar a tu mascota.