Consejos para dormir al aire libre

Dormir de acampada

Acampar puede ser incómodo si no tienes las herramientas adecuadas para disfrutar al máximo de tu estancia al aire libre. No hay duda de que echarás de menos la comodidad del colchón de tu casa, pero no hay razón para no intentar conseguir la sensación de tu cama cuando sales de acampada.

En este artículo, TEMPUR® te ayudará a tratar de aprovechar al máximo tu escapada de camping y conseguir tener comodidad mientras duermes.

Camping: qué llevar

Una manera fácil y eficiente para garantizar que puedas estar cómodo mientras duermes en cuando sales de acampada es llevar un colchón o colchoneta inflable en lugar de usar esterillas sobre el suelo. Un colchón inflable no ocupa mucho espacio en los viajes, y marca una gran diferencia a la hora de descansar. Si tienes espacio, llévate también tu almohada de casa, si no, una almohada de viaje también puede ser una buena opción, ya que se puede desinflar y comprimir fácilmente para llevarla en la mochila.

También necesitarás un saco de dormir que se adapte al clima. Si vas a acampar en un área fría, asegúrate de que tu saco de dormir retenga el calor corporal, y si estás durmiendo en un área cálida, usa un saco de dormir en el que puedas dormir sin sobrecalentarte.

Nuevamente, si tienes espacio, lleva una manta para que tengas más elementos de comodidad que te recuerden a casa. La sensación de una manta suave en un lugar desconocido puede ayudarte a dormir mejor, por lo que tener una cuando vas de acampada puede ser una gran ayuda para dormir.

No hay nada peor que una tienda de campaña húmeda, así que si hay riesgo de lluvia donde vayas a ir, asegúrate de que la tienda donde vas a dormir no filtra la humedad, de lo contrario te recomendamos llevar una lona impermeable. Esto protegerá el interior de la humedad y hará que tu experiencia sea más agradable.

Consejos para dormir

Los campings son generalmente mucho más oscuros que tu habitación en casa, ya que la contaminación lumínica en el campo es mucho menor que en los pueblos o ciudades. Sin embargo, acampar cuando hay luna llena puede significar demasiada luz y podría afectar tu sueño. Una solución simple es traer una máscara para los ojos. Una máscara para los ojos asegurará que ninguna luz te impida dormir, mejorando la calidad de tu noche.

Otra forma de mejorar la comodidad de tus sentidos es mediante el uso de tapones para los oídos. Los sonidos de la naturaleza pueden ser muy relajantes e hipnóticos, pero igualmente pueden provocar paranoia sobre el origen de estos sonidos. Los insectos suenan muy fuerte en pleno silencio, por lo que puede ser más difícil conciliar el sueño cuando hay ruidos extraños. Los tapones para los oídos pueden bloquear los sonidos que te impidan dormir y mejorar tu experiencia de acampada.

Preparación para el viaje

Para que tu acampada sea lo más tranquila posible, una forma de asegurarte es que tu tienda y los accesorios que vas a llevar adecuados para la noche es probarlo unos días antes. Al probar estos componentes antes del viaje, habrá muchas menos posibilidades de que algo salga mal. Si descubres un problema con la tienda, por ejemplo, un agujero, tendrás tiempo de solventarlo.

Lo ideal cuando vas de acampada es instalar la tienda de campaña, las colchonetas y los sacos de dormir durante el día, mientras aún haya luz. Intentar instalar la tienda a oscuras hará que las cosas sean extremadamente difíciles y dificultará que te relajes, lo cual es primordial para dormir bien, especialmente en una acampada.