5 plantas que puedes tener en tu dormitorio y por qué

In Salud

5 plantas ideales para tu dormitorio

Los lugares, los objetos, todas las agradables experiencias del día no tienen por qué acabar por la noche en el dormitorio. Tus muebles favoritos, una cama cómoda y mullida, luz indirecta, música relajante y unas bonitas plantas, todo para sentirte en un ambiente perfecto para el descanso. ¿Sabías que colocar algunas plantas en tu habitación es beneficioso para la salud? Desmontamos el mito de que las plantas en el dormitorio son perjudiciales. Descúbrelo en este artículo sobre 5 plantas que puedes tener en tu dormitorio y por qué.

¿Es malo dormir con plantas?

Absolutamente no. Dormir con plantas en la habitación es bueno porque aportan equilibrio y bienestar. A pesar de que siempre se ha dicho que por las noches las plantas consumen nuestro oxígeno y a cambio expulsan dióxido de carbono, este proceso se realiza en cantidades tan insignificantes que no afecta para nada a nuestra salud. Es más, tener plantas de interior en el dormitorio y en toda la casa es más beneficioso para la salud de lo que normalmente se cree.
Con la primera luz del día las plantas inician la fotosíntesis, es decir, absorben el dióxido de carbono y expulsan oxígeno. Con este intercambio, antes incluso de ventilar el dormitorio para regenerar el aire, las plantas ya se han puesto manos a la obra para purificar el aire. Y no sólo eso, también son capaces de absorber y eliminar algunas sustancias tóxicas como el formaldehído, presente por ejemplo en los barnices.
Además de estas cuestiones “técnicas”, hay otras muchas razones por las que es bueno dormir con plantas en la habitación. La primera de ellas es que las plantas nos van a ayudar a realizar un pequeño gesto que se practica en pocos segundos sin esfuerzo y con el que empezarás la mañana adoptando un tono mental mucho más positivo.
Este gesto trata sobre los primeros pensamientos que tenemos nada más despertarnos. La mayor parte de las veces tienen relación con las obligaciones e incluso obstáculos por los que tenemos que pasar el resto del día. Estos pensamientos, que dejamos fluir libremente hasta que se convierten en automáticos, no están haciendo otra cosa que activar nuestro sistema fisiológico, el cual a su vez, activa la mente con más y más pensamientos. Pararlos es, pues, una forma de alejar el estrés cotidiano. ¿Cómo? Hazte consciente del contenido de tus pensamientos desde que te despiertas y aléjalos de la siguiente forma:
1. Dales las gracias por avisarte de la cantidad de cosas importantes que hoy tienes que hacer y despídelos. ¡Adiós pensamientos, ciao!
2. Inmediatamente, posa tu vista en las plantas del dormitorio y observa su forma, sus hojas, sus cambios, sus nuevos brotes, acarícialas. Repite estos 2 sencillos pasos tanto como te sea necesario durante el día con todas las plantas que te rodeen. No podemos contener el flujo de pensamientos pero sí desviar la atención para restarles importancia y generar nuevos contenidos mucho más adaptativos.

Por qué dormir con plantas en la habitación

Porque éstas mejoran sin duda el estado de ánimo. Habrás experimentado que un paseo por la playa o el campo te hacen desconectar de la rutina y los pensamientos negativos. El contacto con la naturaleza hace que el cerebro genere endorfinas, sustancias químicas responsables de las sensaciones placenteras. Sin convertirlo en una selva, sí que puedes trasladar estos beneficios a tu dormitorio con algunas plantas y acompañarlas en su crecimiento con mimo, en lugar de concatenar pensamientos sobre la cantidad de asuntos que tienes que atravesar hoy.
Otras razones por las que es bueno dormir con plantas en la habitación es que estas son unas magníficas reguladoras del ambiente, especialmente cuando el clima es seco o usamos calefacción, además de contribuir a reducir ligeramente el ruido. Y claro, son decorativas, pero no de cualquier manera, son seres vivos que previenen de la aparición de polvo, algo muy diferente a lo que ocurre con el resto de objetos de la habitación. Eso sí, mantén limpias sus hojas y en verano, vaporízalas con agua al atardecer para crear un frescor natural en el dormitorio.

Algunas plantas en tu dormitorio

Estas son algunas plantas que puedes situar en tu cuarto. La selección está confeccionada atendiendo a sus necesidades de luz.
Aspidistra, comúnmente llamada pilistra, es muy decorativa y no requiere mucha luz, por lo que es ideal si tu habitación no es demasiado luminosa.
Monstera deliciosa o costilla de Adán. Al igual que la aspidistra, la monstera necesita sombra y pocos cuidados pero a cambio la singular forma de sus hojas le otorgará un lugar muy especial en tu dormitorio.
Espatifilo o bandera blanca, planta muy elegante que necesita luz pero no sol directo. Sus flores, por las que el espatifilo también es denominado bandera blanca, surgen desde la tierra y es muy curioso observar su desarrollo durante la larga época que va desde primavera hasta bien entrado el otoño.
El poto, planta trepadora muy todoterreno y de múltiples posibilidades. El poto se puede colgar, enrollar en un soporte, hacerla trepar por donde quieras o colocarla en un cesto para que vaya creciendo en extensión. Es capaz de vivir en diferentes condiciones de iluminación pero no le gusta el sol directo durante demasiado tiempo al día.
La orquídea. Aunque requiere más cuidado que todas las anteriores, merece la pena despertarse viendo sus esbeltos tallos con coloridas flores. La orquídea necesita bastante luz y ventilación pero no sol directo.
Las plantas son maravillosas. Provienen de frondosas selvas tropicales y ahora están en tu dormitorio para conseguir que disfrutes del mejor espacio de descanso. Con estas 5 plantas que puedes tener en la habitación y las razones de por qué ponerlas, apreciarás su enorme aportación a tu sueño y salud.