Mareos al levantarte

5 posibles razones de marearse al levantarse

Marearse al levantarse es algo muy frecuente entre la población adulta. Se estima que en torno a una quinta parte de las personas tienen o han tenido esta sensación al incorporarse de la cama y la gran mayoría de las veces sus síntomas no presentan ninguna gravedad. Aun así, no está de más saber las causas y por eso te las explicamos en el siguiente artículo sobre mareos al levantarse: 5 posibles razones.

Mareos al levantarse

Como ya hemos comentado, esta sensación es bastante frecuente y una buena parte de la población la experimenta al incorporarse de la cama y ponerse de pie.

Su repetición puede causar alarma en quien la experimenta pero no hay que preocuparse en exceso pues lo más seguro es que se deba a cuestiones a las que se puede poner remedio fácilmente.

Presión sanguínea

En personas con tendencia a tener una desregulación de la tensión, normalmente personas mayores, la causa se puede deber a un trastorno llamado hipotensión ortostática o postural en el que la tensión arterial desciende marcadamente tras permanecer un cierto período de tiempo sentado o en posición horizontal.

Este tipo de mareos debidos a la presión sanguínea son fáciles de explicar. Al estar tumbados y ponernos de pie, la sangre se dirige hacia las piernas y el tronco; esta acumulación hace que se reduzca la presión arterial y la cantidad de sangre que el corazón manda hacia el cerebro.

¿Por qué no preocuparnos en exceso por este tipo de mareos? El cuerpo humano se caracteriza por su capacidad de regulación y búsqueda de compensación llamada homeoestasis, por lo que, en este caso que nos ocupa, el sistema nervioso autónomo aumenta la frecuencia cardíaca. Los vasos sanguíneos se estrechan entonces y la sensación de mareo desaparece.

En cuanto a las personas jóvenes, algunas experimentan sensación de marearse al levantarse sin tener la tensión baja, lo cual se denomina taquicardia postural ortostática.

Lo que ocurre es que la tasa cardíaca se incrementa notablemente al ponerse de pie, aunque aún no se sabe a ciencia cierta por qué ocurre este fenómeno teniendo en cuenta unos niveles de presión sanguínea normales.

Mareos cervicogénico

Provocado por una disfunción de la columna cervical y que viene acompañada de inestabilidad y dolor de cabeza.

Son los llamados mareos por cervicales que pueden combatirse con el uso de una almohada cervical.

Causas debidas al oído

Marearse al levantarse puede tener sus causas en el oído. Vamos a ver algunas de ellas:

  • El vértigo posicional paroxístico benigno, produce aturdimiento, vértigo y mareos y se da en personas más adultas. Ocurre cuando las personas cambian de posición y es posible que se den tanto al acostarse como al levantarse. Como su nombre indica, este trastorno no es peligroso pero se debe tratar en el otorrinolaringólogo ya que obedece a una acumulación de residuos calcáreos en el oído.
  • La enfermedad de Ménière es una de las causas de la sordera y viene acompañada de fuertes mareos. Se distingue de otras patologías porque hay una pérdida de audición que aparece y desaparece y presión en los oídos o dolor.
  • Neuritis vestibular, inflamación producida por un virus que se manifiesta con un episodio de intenso mareo y nauseas que tiene una duración de algunas semanas.
  • Presión en el nervio vestibular.

Embarazo

Las hormonas durante el embarazo explican el porqué de los mareos en las mujeres embarazadas. Esta presencia hormonal provoca una disminución de la tensión arterial y, por ende, puede producir sensación de marearse al levantarse.

Otros

Enfermedades de distinta etiología y tratamiento como diabetes, hipertensión, hipovolemia, trastornos de ansiedad y pánico son susceptibles de presentar entre sus síntomas mareos al levantarse. Asimismo, y especialmente en personas mayores, la combinación de algunos fármacos y los efectos secundarios de los antidepresivos pueden ocasionar mareos ocasionales. Las personas que padecen de estrés también pueden experimentar episodios de mareos.

Tengo mareos al levantarme… ¿Qué debo hacer?

Lo primero que debes tener en cuenta es valorar la sensación subjetiva de mareo para descartar otros problemas más graves como el ictus, que se acompaña de otros problemas como pérdida de fuerza en los brazos e inestabilidad muy pronunciada, u otros trastornos neurológicos como visión doble o fuertes dolores de cabeza.

En cambio, los mareos al levantarse no revisten importancia si son leves y debidos a un cambio posicional en la cama, girar el cuello en la almohada o al levantarnos. Por el contrario, siempre que se sientan mareos de intensidad o duración considerables, el hecho de que se repitan durante el día o de manera ocasional pero persistente, hay que acudir al médico para que nos haga una valoración.

En el caso del vértigo posicional paroxístico benigno se estima que un déficit de vitamina D correlaciona positivamente con esta dolencia.

Despertarse mareado y con nauseas

Ya hemos visto el posible origen de marearse al levantarse. En general, es recomendable hacer ejercicio físico porque esto aumenta el tono muscular de las paredes de las venas y arterias lo que se traduce en una menor acumulación de sangre en las piernas al incorporarnos.

Como siempre, limitar el alcohol e hidratarse adecuadamente ayudan a la prevención de los mareos, debido a que la disminución de líquido corporal facilita la aparición de los mareos. Y por supuesto, por la mañana, no te levantes de golpe, hazlo despacio y con cuidado.

Los mareos pueden ser algo anecdótico o la cara visible de un trastorno que debes tratar en el médico.

Esperamos que este artículo sea esclarecedor y te ayude a cuidar de tu salud un poco más cada día.