La importancia del sueño para la memoria

Cómo afecta el sueño a la memoria

Una buena noche de sueño tiene muchos beneficios de los que somos conscientes, pero ¿qué pasa con el efecto que el sueño tiene en la memoria? TEMPUR® investiga la conexión que existe entre los dos y el impacto que tiene una buena noche de descanso para mejorar la memoria.

Relación entre sueño y memoria

El cerebro está formado por 100 mil millones de neuronas que están vinculadas por miles de conexiones que se desarrollan constantemente. Si no duermes lo suficiente, no estás permitiendo que tu cerebro fortalezca ciertas conexiones, lo que a su vez, no deja tiempo para que se consoliden tus recuerdos.

Una consecuencia importante de no dormir bien es que perdemos capacidad para concentrarse y aprender; haciendo que absorber y recordar nueva información sea más difícil. Sin embargo, una buena noche de sueño crea y conserva nuestros recuerdos, según su importancia. Esto se debe a que el hecho de que el cerebro reproduzca eventos recientes solo sucede cuando dormimos. Es en ese momento en el que nuestro cerebro lleva sus recuerdos a una región de almacenamiento más eficiente, esto significa que cuando despertamos, las tareas relacionadas con la memoria se pueden realizar con mayor rapidez y precisión.

El sueño no solo puede prevenir la mala memoria y la pérdida de recuerdos, sino que también nos ayuda a sintetizar nuevas ideas. Esto sucede cuando el cerebro junta piezas de nuestras experiencias pasadas y crea nuevas ideas durante el sueño.

Dormir sobre espuma de memoria

La espuma viscoelástica es una espuma de cierta densidad que se usa comúnmente en colchones y almohadas, que se adapta a nuestro cuerpo mientras dormimos. Sin embargo, el material TEMPUR® que se suele agregar a este tipo de materiales es diferente. Desarrollado originalmente por la NASA para ayudar a los astronautas durante el despegue, el material TEMPUR® le brinda al cuerpo un soporte óptimo durante toda la noche, redistribuyendo uniformemente su peso y consiguiendo el alivio de los puntos de presión. Este material viscoelástico termosensible y de recuperación lenta es el único reconocido y galardonado por la NASA.

Crear un ambiente cómodo para dormir es importante para un sueño reparador. Elegir el colchón más adecuado es vital. Se pueden elegir colchones entre una variedad de niveles de firmeza , según las preferencias de cada cual. Después, tendremos que elegir la mejor almohada para nuestro tipo de sueño. Dependiendo de si dormimos boca arriba, de costado o boca abajo, de nuestra morfología y de la firmeza del colchón cambiará el tipo de almohada que sea mejor para ti.

Un ambiente acogedor para dormir también significa optimizar la temperatura en el dormitorio. El rango de temperatura recomendado es de 15 °C a 22 °C, pero esto cambia de persona a persona dependiendo de lo que prefieran. Los colchones TEMPUR con tecnología CoolTouch ofrecen un tacto más fresco lo que es de una gran ayuda por la noche, especialmente para la personas calurosas.

Cómo dormir mejor por la noche

El tiempo recomendado de sueño para la mayoría de los adultos es de 6 a 9 horas, pero ¿cuáles son las formas más efectivas de dormir mejor?

Mantener la regularidad en las horas de sueño es una forma de hacerlo. Acostarse y levantarse aproximadamente a la misma hora todos los días puede ayudar a tu cuerpo a entrar en un ciclo constante. Esto te ayudará a dormir de forma más eficaz y, por tanto, a descansar mejor por la noche.

Aumentar la exposición a la luz que recibes durante el día es fundamental para crear un patrón de sueño saludable, ya que ayuda a calibrar el reloj biológico interno del cuerpo. Sin embargo, recibir mucha exposición a la luz directamente antes de irse a dormir puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño. Para dormir mejor, la exposición a la luz debe maximizarse durante el día y limitarse durante la noche.

Finalmente, relájate por las noches leyendo un libro, escuchando música tranquila o usando un difusor con tus aceites naturales favoritos para que cuerpo y mente entren en modo sueño.

Cómo mejorar la memoria

Una vez que hayas optimizado el sueño, existen algunos trucos que puedes utilizar para mejorar la memoria.

La meditación no solo es buena para tu cuerpo, también es buena para tu cerebro. Ayuda a relajar y calmar la mente, reduciendo el estrés y el dolor. Esto se lleva a cabo concentrándose en la respiración. Un cuerpo y una mente relajados reducen la presión arterial y mejoran la memoria.

Comer menos azúcar no solo ayudará a mejorar la salud en general, sino también la memoria. El consumo de alimentos que contienen una gran cantidad de azúcar antes de acostarse puede tener un efecto enorme en el sueño. Esto se debe a que el azúcar mantiene el cerebro activo, lo que afecta negativamente el sueño y, a su vez, a la memoria.

Nuestro cerebro es un músculo y, como resultado de esto, hay que ejercitarlo, tal como lo haríamos con otros músculos. Puedes entrenar tu cerebro haciendo recurrentemente ejercicios de memoria desafiantes como crucigramas, juegos para recordar palabras e incluso algunos juegos de memoria para móviles.

¿Has notado una mejora en tu memoria cuando has tenido una buena noche de descanso? ¿Cuáles son tus mejores consejos para conciliar el sueño? Háznoslo saber en los comentarios a continuación …