Cómo lavar un edredón de plumas | TEMPUR®

In Tempur

Cómo lavar un edredón de plumas

Los edredones de plumas tienen muchas ventajas sobre los sintéticos. El confort y la idónea regulación de la temperatura corporal que aportan respecto a otros tipos de cobertores o mantas no tienen comparación. La inversión en un buen edredón de plumas realmente merece la pena y si sabes cómo mantenerlo limpio, algo muy sencillo por cierto, va a permanecer contigo décadas. Te explicamos cómo lavar un edredón de plumas para que sigas disfrutando de manera saludable de un descanso mullido y placentero.

¿Realmente se puede lavar un edredón de plumas?

Depende. Es necesario seguir los consejos del fabricante para no estropearlo. Esta información la puedes averiguar de manera rápida y segura consultando la etiqueta, la cual debe cumplir con la normativa que regula este tipo de productos. Estas son algunas pautas para lavar tu edredón de plumas:

  1. Limpieza en seco con percloroetileno /con percloroetileno con limitaciones. A pesar de que los profesionales de la tintorería deben consultar las instrucciones de limpieza en seco de la etiqueta, en ambos casos no está de más alertarlos del procedimiento indicado.
  2. Lavado con agua. En este punto, tenemos dos opciones:
    • Lavar el edredón a mano con un detergente para este tipo de lavado.
    • Lavar el edredón en la lavadora. Normalmente se recomienda un programa de ropa delicada/lana y una temperatura que no exceda los 60 grados. Utiliza un detergente para lana (sin enzimas) y nunca añadas suavizante.

Presta atención al resto de información que figura en la etiqueta porque en ella hay más consejos fundamentales para conseguir un eficaz lavado que mantenga las propiedades del producto como en el primer día. Estos, por ejemplo, distinguen entre un secado suave a máquina o al aire libre así como la posibilidad de planchado y su temperatura.
Si puedes lavar el edredón en la lavadora, lo habitual es hacerlo en lavanderías industriales cuya capacidad de carga es mayor que la de las lavadoras domésticas. De otra manera, comprimir el edredón en un tambor demasiado pequeño para su volumen hará que las plumas se apelmacen y no recobren su estado original tras el secado. Antes de mojarlo, comprueba las costuras y si hay alguna pérdida de plumón en algún lugar determinado, cóselo.
En cuanto a con qué frecuencia se lava un edredón, esta será menor si usas una funda por lo que la limpieza es recomendable en torno a los 4 años de uso y la temporada ideal para llevarlo a cabo es cuando comienza el calor, ya que así se facilitará la rápida eliminación de humedad en su interior y se evitará la formación de hongos. De hecho, cuando no es recomendable la secadora, la posición en la que debe colocarse es extendida sobre un tendedero, nunca colgando en vertical.

Qué tener en cuenta para elegir un edredón de plumas

A la hora de comprar un edredón de plumas considera la regla de oro que se cumple en la mayoría de los artículos de consumo. Lo que puede parecer una ganga en un primer momento supone un mayor gasto a medio y largo plazo o, lo que es lo mismo, “lo barato sale caro”. Los edredones son ligeros como las plumas que llevan dentro pero si los eliges bien, vas a obtener las ventajas de dos razones de peso, salud y ahorro. Te explicamos a continuación por qué un edredón de plumas ha de cumplir con varias cuestiones en las que no debemos escatimar: calidad, mantenimiento y prevención.
Calidad. Un edredón es la mejor opción para un descanso reparador porque cuando está compuesto del mejor plumón y materiales de alta gama, no vamos a pasar ni demasiado frío ni demasiado calor.
Certificados. Es importante comprobar los certificados de los duvets para asegurarse de que el producto no contiene sustancias nocivas (OEKOTEX 100), que la materia prima haya sido sometida a los tratamientos anti ácaros necesarios, que no genera alergias y que las plumas tienen una procedencia demostrable, responsable y ética, respectando el bienestar de los animales.
Mantenimiento. Con cuanta mayor tecnología de fabricación cuente un edredón, mayor facilidad de lavado y mejor será su resultado por lo que aseguraremos que nos dure muchos años. Llevar el edredón a una tintorería nos va a salir sustancialmente más caro que lavarlo por nuestra cuenta en una lavandería con lavadoras de alta carga o de servicio industrial. Para ser más exactos, al cabo de varios años, habremos multiplicado por triplicado el precio que pagamos al adquirirlo.
Prevención. Los mejores edredones del mercado son hipoalergénicos y tienen tratamiento antiácaros, algo más valioso de lo que creemos para evitar repentinas alergias y afecciones respiratorias pues, aunque usemos fundas y las cambiemos semanalmente, las bacterias provenientes de la regeneración de la epidermis y los ácaros del polvo penetran al interior de los textiles que cubren el edredón.

Nuestra recomendación

Si te importa la calidad de tu sueño y su repercusión sobre la salud, el edredón TEMPUR FIT con TEMPRAKON® es sin duda nuestra recomendación. Está confeccionado por plumón de la máxima calidad así como por la tecnología OUTLAST®, material creado por la NASA compuesto de termomoléculas que mantienen la temperatura ideal corporal y, lo que es más importante, expulsan hacia fuera el exceso de humedad proveniente de la sudoración corporal. Esto significa que el edredón se mantiene limpio durante mucho más tiempo y libre del mal olor que produce la acumulación de la transpiración noche tras noche.
El producto cumple con los requisitos de los certificados más exigentes: OEKOTEX 100, DOWNPASS, DOWNAFRESH/DAUNASAN, Organización danesa para el Asma y las Alergias,…
TEMPRAKON® es hipoalergénico, tiene un tratamiento antiácaros y es un edredón que se puede lavar en la lavadora hasta a 60 grados y, como permite secado en máquina, su interior no acumulará moho durante este proceso y las plumas quedarán perfectas para seguir produciendo el mismo efecto esponjoso del primer día. Para un secado eficaz, el programa deberá ser a baja temperatura durante aproximadamente 3 horas. Por cierto, cuando lo compres no te deshagas de su bolsa original, te será de gran utilidad para guardarlo con todas las garantías higiénicas hasta la siguiente temporada.